Manuel Melis Maynar homenajeado en la Escuela de Caminos de la UPM de Madrid

Manuel Melis Maynar homenajeado en la Escuela de Caminos de la UPM de Madrid

Un cálido homenaje a Manuel Melis Maynar tuvo lugar este jueves 23 de mayo en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Melis Maynar, nacido en Zaragoza en 1944, falleció el pasado 22 de marzo, dejando un recuerdo imborrable en quienes fueron sus alumnos y una obra de vital importancia para la ciudad de Madrid. 

Al margen de su excepcional contribución académica, tuvo un rol decisivo en proyectos de gran envergadura como la reforma de la M-30 en un plazo extraordinariamente corto, la ampliación de más de 100 kilómetros de nuevos túneles en el suburbano en tan solo 8 años -incluyendo los 41 km del recorrido del MetroSur- y las obras de Madrid Río. La innovación con el empleo masivo de tuneladoras que planificó ha redundado en el reconocimiento a nivel internacional que hoy ostenta.

Abrió el homenaje el director de la ETSI de Caminos, Canales y Puertos, José Miguel Atienza, quien empezó agradeciendo la presencia de la esposa de Manuel Melis, Cristina Maynar, y sus dos hijas. «Este acto está dedicado especialmente a vosotras. Ojalá lo conservéis como un recuerdo imborrable», dijo Atienza, quien también destacó la participación en el acto de Alberto Ruiz Gallardón, presidente de la Comunidad de Madrid entre 1995 y 2003 y alcalde de Madrid entre 2003 y 2011. «Para nosotros era muy importante que viniera, y de hecho le ofrecimos que eligiera la fecha, pero la respuesta fue inmediata: ‘El día que elijáis, a la hora que digáis, estaré ahí rindiendo homenaje a Manuel Melis'»

Lo definió como «un profesor inolvidable, un ingeniero arrollador capaz de transformar una macrociudad como Madrid, un visionario que dio alas a nuestras empresas para que pudieran liderar internacionalmente la construcción de infraestructuras y, en definitiva, un personaje irrepetible».

De inmediato tomó la palabra Miguel Del Val, Catedrático de Ingeniería de Carreteras de la ETSI, que trazó una exhaustiva semblanza biográfica de Melis y recordó especialmente su etapa como Director General de Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, designado por el Presidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón.

Del Val resaltó la tarea de Melis en la ampliación de la red de Metro, incluyendo la llegada al aeropuerto de Barajas, y la construcción de la línea 12, Metro Sur, una línea circular subterránea de más de 40 km de longitud y 28 estaciones en el suroeste del área metropolitana. Y también su rol como Coordinador General de Infraestructuras del Ayuntamiento y responsable de las actuaciones de transformación de la M-30, cuya titularidad hasta entonces había sido estatal (modificaciones en enlaces y calzadas laterales en el arco Este de la M-30, soterramiento en el arco Oeste para posibilitar el desarrollo de Madrid Río, túneles del by-pass Sur, notables tanto por su extraordinaria longitud como por haberse utilizado en su excavación dos tuneladoras trabajando simultáneamente y cuyos diámetros, algo más de 15 metros, constituyeron un récord mundial). 

«Hace apenas dos semanas, la Asociación Española de la Carretera le ha concedido a Manuel Melis, a título póstumo, la Medalla de la Carretera con mención especial, que el próximo 6 de junio le será entregada a su esposa, Cristina Maynar, en un acto que se celebrará aquí mismo», informó Del Val para cerrar su alocución.  

Luego hubo tres mesas redondas en las que participaron profesionales que conocieron a Melis y trabajaron con él. Se destacó su rol como ingeniero y como académico. Todos los que participaron coincidieron en destacar las características distintivas del homenajeado: su capacidad de liderazgo y gestión, su lealtad y su buen humor.  

Bajo los títulos «Un profesor inolvidable», «El ingeniero que transformó Madrid» y «La clave para entender el liderazgo internacional de nuestras empresas», dieron sus puntos de vista funcionarios y académicos que estuvieron en algún momento cerca de Melis: Ricardo Insa, Luis Medina, Pilar Parra, Jorge Blanquer, José Luis Infanzón, Miguel Núñez, Lola Ortiz, César Cañedo Argüelles, Ricardo Martín de Bustamante, Huberto Moreno y Juan Antonio Marín. La moderación corrió por cuenta de Miguel Del Val, María José Peña y Manuel Romana.

Para el cierre subió al escenario Ruiz Gallardón. «Es muy difícil decir en pocos minutos lo que ha significado Manuel Melis en vida profesional y personal -sostuvo en el inicio de su discurso-. El reto más importante de mi gestión como alcalde de Madrid era la ampliación de Metro de la ciudad, que había sido muy lenta hasta ese momento, con muchas dificultades burocráticas y presupuestarias. Nosotros nos propusimos convertirlo en un elemento de modernidad e integración de toda la ciudad. Teníamos como objetivo hacer 30 kilómetros de vías en ocho años y nos tacharon de locos, pero superamos esa expectativa e hicimos 100 kilómetros. Y lo hicimos gracias al papel de Manuel, a su liderazgo, su entusiasmo, a la pasión que contagiaba cuando trabajaba».   

Ruiz Gallardón habló también del proyecto de soterramiento de la M-30: «Los ciudadanos nos creyeron cuando lo anunciamos, cuando dijimos que íbamos a acabar con esa frontera en la que hemos convertido al río Manzanares y vamos a devolver el río al lugar de encuentro de la ciudad que debería ser porque ya sabían de lo que era capaz Manuel después de la obra del Metro. Y la obra de ingeniería estuvo terminada en los primeros cuatro años de los ocho que estuvimos en el Ayuntamiento de Madrid. Manuel siempre tenía una solución para cada problema y era capaz de sacar vencer cualquier dificultad y era consciente de la grandeza de sus proyectos. No era un mero ejecutor, era el padre de esa criatura. Llegaba a mi despacho y me decía ‘me están poniendo muchas pegas para sacar adelante este proyecto, esto lo tienes que resolver tú’. Y obviamente se lo resolvía porque sabía de quién se trataba. Y nuestro sueño se convirtió en realidad». 

Para terminar, Ruiz Gallardón subrayó que «todas estas obras fueron posibles porque un hombre extraordinario se puso al frente de la tarea y fue capaz de conseguir lo que se propuso. Se dijo aquí que por su generosidad Manuel Melis fue un gran Sancho Panza que todo Quijote político quiere tener a su lado. Creo que no, creo que él fue el Quijote», remató emocionado antes de que un fuerte y cerrado aplauso del auditorio sonara en un acto cuyo corolario fue la refinada interpretación del cellista de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid Ricardo Llorens de Preludio, Sarabanda y Minuets I y II de la Suite n° 1 de Bach, la música que adoraba don Manuel Melis Maynar.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.